inicio - AR ecografía                          
GENERALIDADES SOBRE LAS ECOGRAFÍAS

•¿Qué es la Ecografía?

Bá¡sicamente se trata de una prueba de diagnóstico por imagen, que utiliza los ultrasonidos, para explorar diversas estructuras de nuestro cuerpo, como por ejemplo el hígado, el corazón, los músculos y tendones, la mama, la glándula tiroides, los testículos, un feto dentro del útero, etc.

•¿Qué son los ultrasonidos?

Los ultrasonidos son vibraciones sonoras de una frecuencia superior a los 16.000 Hertzios (Hz), que es el límite de la audición sonora. Son sonidos que no podemos percibir con nuestro oído ya que los sonidos audibles tienen frecuencias entre los 16 y los 16.000 Hz.
Los ultrasonidos atraviesan los tejidos de nuestro organismo, que ofrecen una resistencia variable a su paso, y son devueltos o reflejados con más o menos intensidad por nuestro cuerpo dando lugar a ecos, de ahí el nombre "ecografía" imagen formada por ecos o ultrasonidos reflejados).
El paso de los ultrasonidos no se siente y, por tanto, no produce ningún dolor.

Así pues, los ultrasonidos no tienen nada que ver con los Rayos X ni con ningún tipo de radiación. La ecografía no produce daños y pueden utilizarse con fines diagnósticos cuantas veces sea necesario.

•¿Cómo es un ecógrafo?

Se trata de un aparato, más o menos sofisticado según el nivel, formado básicamente por varios  elementos: un generador produce impulsos eléctricos que envía al transductor o sonda. Este convierte dichos impulsos en ultrasonidos y al mismo tiempo es capaz de recibir los ecos que devuelve nuestro cuerpo, los convierte nuevamente en impulsos eléctricos muy pequeños, que pasan a un amplificador, y de aquí van a un ordenador que clasifica y convierte esta señal en imagen.
Esta imagen la visualizamos en un monitor de televisión, en diferentes tonalidades de grises, en tiempo real, con lo que podemos observar zonas de nuestro organismo en movimiento, como por ejemplo la contracción de un músculo, el deslizamiento de un tendán, el flujo de sangre en el interior de una vena o los movimientos de un feto en el interior del útero.

En ecógrafos de mayor nivel pueden observarse también imágenes en color, como por ejemplo la circulación de la sangre en arterias y venas, y en los equipos más completos pueden obtenerse imágenes en 3D y en 4D.

•¿Cómo se hace una ecografía?

Normalmente el paciente está acostado en una camilla pero para explorar algunas zonas (hombro, codo, mano) colocamos al paciente sentado. Dejamos la piel al descubierto y sobre ella aplicamos un gel conductor que permite una correcta adaptación del transductor de ultrasonidos; éste lo vamos deslizando sobre la piel, obteniendo imágenes en tiempo real que observamos en el monitor.

•¿Qué duración tiene la prueba?

Habitualmente entre 15 y 30 minutos.
Puede aumentar cuando se hacen estudios con Doppler color, 3D y 4D u otros.

•¿Es necesaria alguna preparación previa?

Cuando hacemos ecografía del abdomen (hígado, vesícula, páncreas…) recomendamos al paciente que esté en ayunas de 6 a 8 horas, con el fin de evitar que el contenido sólido y el gas no interfieran en la obtención de imágenes. El día anterior deben evitarse alimentos como bebidas con gas, legumbres, verduras o pastelería, ya que estos alimentos producen mucho gas en estómago e intestino.
Si la ecografía es para valorar la pelvis (vejiga, útero, ovarios, próstata) recomendamos que la vejiga esté llena. No orine antes de hacer la ecografía. Si se ha olvidado o no ha aguantado, debe tomar abundante agua al menos desde una hora antes de la prueba y no orinar.

También recomendamos que no aplique cremas o pomadas sobre la zona que se va explorar desde un día antes, ya que algunas dificultan la visualización de imágenes.

•¿Puedo tomar mi medicación?

Puede tomar sus medicamentos con un poco de agua.

•Soy diabético, ¿debo ir también en ayunas?

Debe hacérnoslo saber cuando pida cita y procuraremos citarle a primera hora de la mañana.
Si fuese necesario puede tomar agua, infusiones, caldo o consomé.

•¿Cuándo hay que hacer una ecografía?

Su médico le hará una historia clínica y una exploración física cuidadosa para determinar el origen de su problema y tratarlo. Estos dos pasos son los primeros y los más importantes cuando se tiene un problema de salud, y la mayoría de las veces resulta suficiente con dar dichos pasos para obtener un diagnóstico, pero en ocasiones o bien este primer filtro no es concluyente o bien su médico ha observado algún signo que ha de ser estudiado más a fondo, y entonces se recurre a pruebas complementarias como la ecografía.

•¿Qué lesiones pueden verse?

Muy diversas enfermedades y lesiones según la región de nuestro cuerpo que se estudie.
La ecografía es la prueba de elección para estudiar por ejemplo problemas en el hígado, la vesícula biliar, el embarazo, las venas, el hombro, los testículos, el cuello y otras muchas zonas.



•¿Sustituye al TAC o a la Resonancia?

Son exploraciones diferentes. Hay muchísimos casos en los que está claro que lo primero que hay que hacer es una ecografía, por ejemplo para estudiar cálculos (piedras) en la vesicula biliar. Otras veces, lo primero que se indica es una endoscopia, por ejemplo ante una hemorragia digestiva para buscar la causa del sangrado (una úlcera, un pólipo…). Y otras, está claro que debe hacerse un TAC o una Resonancia, por ejemplo ante la sospecha de una hernia discal o de problemas a nivel de cerebro y médula espinal.
En determinados casos, para estudiar un dolor o alguna otra alteración, se podría utilizar tanto la Ecografía como el TAC o la Resonancia, pero la ecografía se hace en menos tiempo, no hace ningún daño y tiene un coste económico muy inferior.

Su médico, en base a la historia clínica y exploración, decidirá en cada caso qué prueba es más conveniente.
AR Ecografía - Concepción Arenal, 3-3º 36201 Vigo - Tel./Fax: 986 432 358 - [email protected] - Aviso Legal